Responsabilidad Social Empresarial (RSE) y Competitividad de la Empresa

Viernes, Diciembre 20, 2019
 Lic. Eduardo Palacios Macías - Consultor Asociado   Business Management Allied, Inc.

Tiempo de lectura: 4 minutos

ANTECEDENTES

Las empresas, como las conocemos hoy en día, han tenido un desarrollo exponencial desde la revolución industrial a finales del Siglo XIX. En tal sentido, cada día, aumentan el número de empresas en todo el mundo, así como el número de empleados por éstas. El objeto principal tradicional de las empresas ha sido general valor a sus propietarios o accionistas, ser rentables.  A pesar de que las empresas generan desarrollo económico, grandes problemas sociales subsisten, en algunos casos, se incrementan.

AVANCES Y PROBLEMAS

Se han dado grandes adelantos del conocimiento y las ciencias en las últimas décadas y así, encontramos grandes avances en los campos de la computación informática, electrónica, comunicaciones, nanotecnología, biotecnología, genética y medicina, entro otros. Sin embargo, subsisten grandes problemas sociales en el mundo que afectan el desempeño y rentabiidad de las empresas.

GENERAR VALOR

Las empresas, tradicionalmente se han enfocado en generar valor para sus propietarios o accionistas. Milton Friedman afirmaba que la única responsabilidad social de las empresas era aumentar sus utilidades. Esto ha generado vacíos éticos. El poder de las grandes empresas se ha incrementado considerablemente, con gran influencia en los mercados y economías del mundo. También, se ha dado una concentración de este poder económico: Alrededor de 1,000 empresas controlan la mitad de todas las acciones en los mercados bursátiles mundiales y sus decisiones afectan grandes sectores de la población.

CAMBIOS EN EL MERCADO

Las reglas del mercado han cambiado considerablemente y las leyes tradicionales de la oferta y la demanda se rigen adicionalmente por otros factores. El conocimiento y el poder de los consumidores se ha incrementado. Hemos visto que los gobiernos y los consumidores piden a las empresas mejoras en su políticas y prácticas corporativas. Existe una mayor conciencia global de los grandes problemas que afectan al mundo.

CRISIS Y OPORTUNIDAD

Hace algunos años, se generó una crisis de confianza en algunos grandes grupos corporativos que motivaron cambios fundamentales en su forma de hacer negocios. Actualmente los consumidores demandan a las empresas más transparencia, rendición de cuentas (“accountability”), prácticas efectivas contra la corrupción, cumplimiento cabal de las normativas (“compliance”), prácticas social y ambientalmente responsables, enfocadas en la sostenibilidad.

CAMBIOS DE PARADIGMAS

El pasado 19 de agosto, las principales multinacionales norteamericanas se reunieron con motivo del “Business Roundtable”, en el cual sus “CEO´s” firmaron una declaración de propósitos por medio de los cuales se comprometían a entregar valor a sus clientes, invertir en sus empleados, tratar de manera justa y ética a sus proveedores, apoyar a las comunidades en las que trabajan y generar valor a largo plazo para sus accionistas. Concluyen que cada uno de los “stakeholders” es esencial. Se comprometieron a generar valor a todos ellos, para el éxito futuro de sus empresas, sus comunidades y su país.

TEORIA DE LOS “STAKEHOLDERS”

Dada a conocer por Edward Freeman en su libro de 1984 “Strategic Management: A Stakeholder Approach”. En él, propuso crear también valor para los “stakeholders” como propósito de las empresas, en vez de sólo a los “shareholders”. Es decir, cómo hacer negocios tiene que ver también con buenas relaciones que generen valor con clientes, proveedores, colaboradores, financistas y las comunidades y gestores con quienes interactúan las empresas.

RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL (RSE)

La RSE evolucionó de los conceptos de la “empresa egoísta”, donde lo único que importaba era maximizar las ganancias. Luego, surgió la “empresa filantrópica” en la cual se dieron las contribuciones o donaciones de las empresas a causas muy específicas, basadas en las preferencias personales de los directivos de las empresas. Posteriormente, se empieza a tomar en cuenta a los “stakeholders” de las empresas y el éxito de éstas empieza a estar más ligado en las relaciones empresa-“stakeholder”.

LO QUE SE ESPERA DE UNA EMPRESA

Derivado de los cambios en el mercado y en el consumidor, se espera de una empresa:

· Políticas de personal que respeten sus derechos y promuevan su desarrollo.

· Transparencia y buen gobierno corporativo.

· Juego limpio con el consumidor.

· Protección al medio ambiente.

· Integración con los grandes temas sociales.

· Compromiso genuino con un código de ética.

 CONCLUSIONES

· Una empresa socialmente responsable, genera valor con sus “stakeholders”, quienes a su vez la recompensan con preferir y dar valor a sus productos o servicios.

· Una empresa socialmente responsable cuenta con un ambiente laboral interno favorable, en el cual trabajan por un “salario emocional” que genera más lealtad y eficiencia.

· Una empresa socialmente responsable va a generar una buena reputación en la sociedad a través de su impacto favorable en las comunidades en que actúa.

· Una empresa socialmente responsable va a generar más valor a sus accionistas.

· Una empresa socialmente responsable va a ser más competitiva!

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.