Procesos de innovación

procesos de innovación

La innovación para poder ser real, efectiva y tener impacto debe estar ligada a estas necesidades y problemas. No solo los problemas internos de la compañía, sino también problemas y necesidades de nuestros usuarios.

¿Qué es innovación y qué no es innovación?

Autor: Entrevista a Stefania Gioino (Project Manager at Paramount – South Europe, LATAM, Middle East & Africa).

Todos tenemos un concepto diferente de innovación que está muy ligado a tener buenas ideas, desarrollar un producto nuevo o servicio, diseñar una aplicación, hacer procesos de IT o digitalizar nuestra compañía. No quiere decir que los procesos de innovación no sean eso, pero hay una parte de la innovación que nos olvidamos cuando pensamos en todo lo anterior y tiene que ver con las necesidades y los problemas de la compañía.

El concepto de innovación como tal, tiene que ver con una nueva forma de resolver los problemas o necesidades, aportando valor al usuario de ese problema, bien sea que lo resuelva para nosotros como compañía o para nuestros usuarios.

Debemos basarnos en las necesidades como punto de partida y generar ideas para resolverlo. Desvincular la idea de que la innovación son solo ideas, y que justamente son las formas de resolver los problemas. Las ideas van a variar muchísimo y esa es la magia, por eso la frase que dice “hay que enamorarse del problema y no de la solución”.

Con el problema y la necesidad podemos probar muchísimas ideas, hasta que realmente lleguemos a una idea que aporta valor y cambia la forma en que lo hacemos normalmente.

En algún momento se llegó a considerar la innovación como sinónimo de desarrollo de productos, creación de nuevos empaques y fórmulas, etc. Y no debe ser la única aplicación del concepto ¿En qué áreas de la organización o de sus procesos se puede hacer innovación?

En todas las áreas de la organización podemos hacer innovación. Sabemos que hay personas que trabajan en el área de recursos humanos o de ventas y piensan que desde su área no se puede innovar, porque ya está bastante establecida la relación del equipo o piensan que como ellos no están en la parte de proceso de creación de un producto, no pueden innovar.

Justamente en las áreas en que debería innovar una empresa es, simplemente, en todas. Y transversalmente en toda la compañía por muchas cuestiones, pero principalmente porque no podemos ver a una empresa como partes separadas, sino que todo tiene que ser parte de una misma visión del pensamiento. La cultura corporativa debe estar alineada y para eso los procesos de innovación tiene que estar en todas las áreas de negocio.

Esta es la forma en la que realmente debe hacerse para que tenga impacto, por supuesto que existen diferentes estrategias, metodologías y procesos que se pueden implementar dentro de cada uno de los equipos y en conjunto con participantes de diversos equipos para desarrollar la innovación, para fomentar estos espacios.

¿Es diferente la metodología utilizada para innovar productos que la metodología utilizada para innovar procesos o innovar otra cosas?

Muchas metodologías sirven para muchísimos objetivos. Sí podemos usar metodologías en general para trasladar a todos los equipos. Sí estamos más al lado del desarrollo del producto en particular, hay metodologías específicas que fueron desarrolladas para esto. Pero no quiere decir que otras metodologías no se puedan aplicar, por ejemplo a un equipo de ventas, de recursos humanos o incluso a la parte directiva de la empresa.

Uno de los paradigmas que existen en la innovación es que es costoso, tedioso y definitivamente solo los gurús que saben de innovación pueden desarrollar esos procesos.

¿Contratar a esos gurús y a estas compañías consultoras resulta caro y complejo?

Es un gran prejuicio que tiene la innovación. El concepto de innovación hoy en día es tan amplio y como tiene tantas interpretaciones diferentes que se olvida la raíz de lo que es la innovación, que es justamente resolver los problemas y necesidades de una forma diferente para aportar valor al usuario o al problema.

No es necesario incurrir en grandes gastos, sino que podemos innovar en cualquier momento del desarrollo de una idea, incluso, o del negocio, en cualquier momento y en cualquier punto del desarrollo de la compañía. ¿Por qué no es necesario tener tanto dinero y pensar que es muy complicado hacerlo? Porque realmente lo que necesitamos para innovar es un equipo de personas diverso, capacitación y conocimiento de procesos y metodología a implementar y quizás algunos sharpie y post-it, con esto ya podríamos innovar, esa es la magia de la innovación. Por ejemplo, comenzar a innovar aplicando metodologías ágiles, solo requiere aprender las metodologías, quizás en un comienzo de estos procesos de innovación, tener una guía o alguien que esté soportando el desarrollo del proceso y luego simplemente el equipo para trabajar estas metodologías.

Desde el punto de vista de quién es el responsable dentro de la organización para hacer estos ejercicios de innovación, ¿Nos imaginamos que tiene que existir un proyecto grande, diseñado y con un equipo especializado para ejecutarlo o es recomendable tener inmerso dentro de la cultura organizacional, en donde todos los colaboradores están todo el tiempo pensando en innovación, en el concepto, en crear cosas diferentes, en solucionar los problemas de una manera diferente?

¿Cómo logramos que la organización comience a pensar de esta manera?

La innovación debería venir de cualquier persona o lugar de la compañía, aunque sea una persona que esté atendiendo al público. Si tuviéramos que encargar a una persona en las empresas que no tienen un área de innovación, muchas veces sería desde el área de recursos humanos o por el área de capacitación. Porque una vez que la empresa ya está capacitada, conoce y descubre que hay una manera diferente de hacer los procesos dentro de la organización, todo se alinea en este mindset innovador y empieza a desarrollarse el proceso en general.

Generalmente, la responsabilidad es de recursos humanos desde el lado de la capacitación, por supuesto que también, del lado de los directivos o los líderes de la empresa que deben estar siempre atentos a las nuevas oportunidades y a cómo desarrollar estos procesos de innovación. Es una responsabilidad compartida entre recursos humanos y los líderes de la organización. Deberían de estar atentos todos los miembros de la compañía por una cuestión de que toda la organización funciona siempre como un todo, generando la cultura, este pensamiento generalizado. Cualquier persona debería tener la capacidad, la voz y ser escuchado para proponer un nuevo proceso, una nueva manera de hacer las tareas.

¿Cómo le ayudamos a las organizaciones a iniciar este proceso? ¿Debe capacitar a su gente? ¿Se requieren habilidades específicas? ¿Qué herramientas necesita? ¿Cuáles son los pasos que necesita tomar para el inicio del proceso?

Lo más importante es el descubrimiento de la necesidad de hacer algo diferente, es el primer paso de todo. Una vez que descubrimos que debemos hacer las cosas de una manera diferente, lo siguiente es alinear la estrategia de la empresa, incorporando la innovación como una necesidad, no como algo complementario, sino como algo core dentro de la organización.

Luego tenemos la capacitación y el aprendizaje. Para poder adoptar todo este mismo mindset, necesitamos primero entender cómo funcionan estos procesos, aprender las herramientas y empezar a implementarlas. Después necesitamos tiempo, decisión y constancia. Siempre en las empresas estamos tratando de resolver lo urgente y nos olvidamos de lo importante, que incluso nos puede ayudar a facilitar esos procesos que hoy en día son urgentes.

En resumen:

  1. Tiempo para implementar. Por ejemplo, un día a la semana, dos horas, o cada dos semanas o una vez por mes, un bloque de tiempo transversal con todos los equipos de la compañía para dedicarle a la innovación, para aplicar estas metodologías dentro de las necesidades de la empresa y de los usuarios.
  2. Decisión ¿Por qué debemos implementarlo? Debemos estar convencidos de que es la forma de hacerlo y no hacerlo una vez y después cancelarlo porque hay otras prioridades.
  3. Constancia justamente de la mano con la decisión. Es algo que tiene que hacerse frecuentemente en el tiempo, como todo, es un entrenamiento. Podemos conocer toda la metodología, lo que tenemos que hacer, pero la forma de aprender es a través de la implementación.
  4. Coherencia. Cuando adoptamos este mindset innovador, tiene que ser en nuestro día a día. Si bien podemos tener bloques destinados para innovar y estos espacios de procesos, como líderes e incluso como colaboradores de una empresa, tenemos que actuar conforme a los principios de la innovación. Adoptar este mindset de habilidades todos los días, no solamente cuando nos sentamos a trabajar en innovación.

Golden nugget

  • Todas las empresas pueden innovar no importa el tamaño o el presupuesto, establecer procesos de innovación nos permite tener una cultura de innovación.
  • Necesitamos tener una estrategia, capacitarnos, dedicarle el tiempo y la estructura para desarrollarlo. Trabajar en nosotros mismos a través de nuestro mindset innovador, que implica estar abiertos al cambio, hacer las tareas de forma diferente, cuestionarse todo, estar curioso, observar, analizar lo que sucede alrededor, experimentar, testear ideas y ver errores como aprendizaje.

Esto nos va a ayudar a ver cada problema de negocio, cada crisis, cada consumidor insatisfecho, cada no consumidor, cada cambio de contexto o cada imposible, como una oportunidad para innovar.